Llama: 54 9 221 5643188

Beneficios

El uso del seguro de crédito está creciendo rápidamente en los EE. UU. y en todo el mundo,  a medida que los ejecutivos de crédito aprenden a utilizar este efectivo producto,  para reducir los riesgos relacionados con las ventas de exportación y del mercado doméstico . Métodos de crédito menos eficientes y más costosos, como las cartas de crédito, desempeñan actualmente un papel menor en los mercados globales.

Los ejecutivos que llevan adelante una gestión prudente o conservadora, utilizan el seguro de crédito  como una herramienta de gestión estratégica,  que protege sus negocios de las pérdidas crediticias que resultan de la quiebra o incumplimiento de pago de un cliente del mercado doméstico ó de exportación. En las transacciones internacionales, los disturbios políticos o los cambios abruptos en las regulaciones comerciales o de importación,  son una real amenaza  que se puede cubrir con una pólíza de seguro de crédito.

Hoy en día, las empresas pueden utilizar el seguro de crédito  para reducir el riesgo de concentración en su cartera de Cuentas por Cobrar, obtener mejores condiciones de financiamiento para sus clientes  y mejorar su proceso de gestión crediticia. Tener  protección contra el riesgo de impago del comprador , ayuda a los asegurados a competir más eficazmente por nuevos negocios y a retener a los clientes existentes.  Proporciona  además una ventaja competitiva a través de ofrecer plazos de pago más extendidos, límites de crédito agresivos y expansión a nuevos mercados.

Las consolidaciones de la industria en muchos sectores clave han obligado a algunas empresas a aceptar riesgos financieros significativos, sin poder establecer suficientes previsión de incobrabilidad para cubrir un incumplimiento importante.   Los acreedores  y accionistas también se ponen nerviosos por las altas concentraciones de riesgo en algunas cuentas. Los profesionales de crédito utilizan proactivamente en estos casos el seguro de crédito como un remedio efectivo.

Financiar las ventas de exportación es más fácil cuando las Cuentas por Cobrar están aseguradas. La mayoría de los bancos no otorgan préstamos contra Cuentas por Cobrar del exterior porque no pueden evaluar fácilmente el riesgo crediticio y tienen menos capacidad de cobrarlas si fuera necesario.   La competencia obliga a los exportadores a vender en Cuenta corriente en open terms,  por lo que si no pueden financiar esas ventas, crea presión sobre la posición de caja de los clientes. Los exportadores pueden llegar al límite de tener un importante capital de trabajo inmovilizado en Cuentas por Cobrar  del exterior y no poder tomar prestado contra esta posición.

Afortunadamente, muchos bancos ahora recomiendan a sus clientes que compren un seguro de crédito sobre sus Cuentas por Cobrar internacionales. Con las cuentas aseguradas,  los bancos pueden financiar aquellas Cuentas por Cobrar que de otro modo no podrían hacer. Si esa misma empresa vendiera su cartera  asegurada, podría eliminarla de los libros contables y liberar en gran medida el flujo de caja.

Las empresas que aseguran sus Cuentas por Cobrar del exterior  también pueden verse beneficiadas de una serie de importantes ventajas competitivas. Tener  la protección de la compañía de seguros les permite expandirse más agresivamente  que sus competidores “no asegurados” en mercados de exportación a los que de otra manera sería difícil ingresar. Ofrecer a los compradores solventes condiciones de venta en Cuenta corriente en open terms  es un gran beneficio para el comprador, ya que coloca al exportador/vendedor asegurado,  en el estado de “Proveedor favorito” debido al ahorro de tiempo y gastos para el comprador.  El comprador no tiene que inmovilizar su línea de crédito bancaria y pagar los gastos relacionados con la emisión de cartas de crédito u otras formas de pago garantizadas. Es mucho más fácil para todos usar términos de Cuenta Corriente en open terms .

Lo mismo ocurre con las ventas en el mercado doméstico. Los ejecutivos también están utilizando sus Cuentas por Cobrar nacionales aseguradas,  para ofrecer a bancos y otras entidades  prestamistas  mejores garantías,  y asi ,  obtener mejores opciones de financiamiento y ampliación en sus líneas de crédito. Una vez aseguradas, las Cuentas por Cobrar se convierten en un activo con calificación de “investment grade” que le permite al banco mejorar tasas y  términos.

El fortalecimiento de los procedimientos de administración de crédito es otro beneficio de trabajar con una gran compañía de seguros de crédito. A medida que una empresa se expande, el equipo de gestión se encuentra en la posición de aprobar grandes límites de crédito.  Muchas veces, esos ejecutivos tienen otros talentos y no están completamente preparados para tomar decisiones crediticias. Incluso los altos ejecutivos de crédito a veces se sienten incómodos al autorizar límites muy grandes cuando la información es escasa. Las compañías de seguros de crédito ayudan a fortalecer los procedimientos de gestión de crédito mediante la realización de evaluaciones de riesgo exhaustivas de cada comprador y la opinión de un tercero experto. Esto ayuda a los ejecutivos involucrados a sentirse más seguros a la hora de autorizar grandes límites de crédito o límites de crédito para otros compradores en otros países.

La demanda de seguros de crédito está creciendo rápidamente en los EE. UU a medida que los líderes de las empresas  y los ejecutivos de crédito se van enterando de sus ventajas. Las pólizas actuales ofrecen favorables términos en suscripción de riesgos y precios que resultan claras ventajas competitivas.